BOE de 26 de enero de 1.948, en el que se publicó el Decreto de 19 de diciembre de 1.947 por el que se aprobaba el primer Estatuto General de los Procuradores de los Tribunales.