El Día Nacional de la Procura ha sido éxito político, empresarial y mediático 

El Día Nacional de la Procura ha sido éxito político, empresarial y mediático 

Pedimos al nuevo Gobierno, por favor, un pacto de Estado por la Justicia”. Con estas palabras, Juan Carlos Estévez, presidente del Consejo General de Procuradores de España clausuró ayer el I Día Nacional de la Procura celebrado para dar a conocer el papel de la profesión en la sociedad.En su llamamiento a la clase política no está solo. La presidenta del Consejo General de la Abogacía, Victoria Ortega, se unió a su reivindicación junto con la decana del Colegio de Registradores de España, María Emilia Adán y el presidente del Consejo General del Notariado, José Ángel Martínez Sanchiz.

En plenas negociaciones para formar Gobierno, los representantes de las cuatro profesiones jurídicas quisieron reclamar, de forma unánime, altura de miras a los grupos parlamentarios para recuperar el espíritu de consenso y renovar, tras haber pasado casi 20 años, el último gran pacto nacional. “La Justicia tiene un margen ideológico, pero la Administración no tienen ideología”, advertía Estévez confiando en poder llegar a un acuerdo, al menos, en las mejoras más básicas que necesita esta Administración.

La Procura: un activo económico y jurídico para España

La actividad de la Procura en España supone una contribución al PIB total de 800 millones de euros, y genera 50 mil puestos de trabajo directo, lo que refleja sin duda la vigencia de esta Profesión en el ordenamiento jurídico de España y su contribución al crecimiento económico del mismo.

El objetivo de esta jornada nacional es dar a conocer a la sociedad el papel del procurador y recordar su compromiso histórico con la modernización y el mejor funcionamiento de la Justicia española, potenciando para ello la profesionalidad de los despachos y a los colegios de procuradores como instrumentos básicos para el desarrollo de la función pública.

La profesión de procurador de los tribunales es una profesión dinámica, de estudio e innovaciones, siempre a la vanguardia, en primera línea de las reformas y adaptaciones al sistema judicial. El procurador del siglo XXI dota de seguridad y garantía en el ámbito jurídico, realizando diferentes funciones como la iniciación del expediente digital en el juzgado, con la presentación de escritos iniciadores, utilizando el sistema de presentación y notificación telemática, llamado ‘lexnet’, herramienta que este colectivo maneja de forma diaria y con un destreza superior al de cualquier otro cooperador de la administración de justicia; realizando actos de comunicación como autoridad judicial, englobando citaciones, emplazamientos y requerimientos.

Oferta de servicios abierta a los colegiados y a la sociedad: Subastas, Certificación, Centro de Estudios, AUCA, Justicia Gratuita, Mediación

Los procuradores han realizado en los últimos años un importante esfuerzo organizativo, tecnológico y económico para aumentar su papel de colaboración con la Administración de Justicia. El Portal Subastas Procuradores, El Servicio de Depósitos y la Plataforma de comunicaciones electrónicas certificadas son tres claros ejemplos de primer orden, ya que su uso masivo por la profesión supondría un salto cualitativo y cuantitativo de enorme importancia para seguir mejorando y ampliando toda esta oferta de la Procura. También está la posibilidad de integrarse en la Institución de Mediación, lista para la formación y organización dentro de nuestro de una vía alternativa de resolución de conflictos que puede ser muy importante para descongestionar los juzgados. Y por último, para el Consejo General de Procuradores de España, es imprescindible una formación inicial y continuada de calidad. Para ello nuestro Centro de Estudios de Procuradores cuenta con un catálogo cada vez más amplio de cursos, tanto presenciales como on line, con más 1.300 alumnos matriculados hasta la fecha.

 

Juan Carlos Estévez:  es hora de reditar el espíritu de consenso

Para el presidente del Consejo General de Procuradores de España en el marco del “Día Nacional de la Procura”, “tres legislaturas fallidas en un fracaso que ninguna democracia avanzada puede permitirse. Con el inicio de la nueva legislatura se abre además otra ventana, una más, que posibilitaría la firma de Pactos de Estado sobre cuestiones esenciales. Han pasado casi 20 años desde que se suscribió el último gran pacto nacional sobre Justicia. Es tiempo ya, pues, de reditar el espíritu de consenso y de centrarse en las cuestiones que de verdad pueden mejorar el servicio público de la Administración de la Justicia”. Por último, Juan Carlos Estévez subraya que los representantes políticos saben que pueden contar con el esfuerzo, la lealtad institucional y el espíritu de colaboración de la Procura”.