“Salvados en Europa”, entrevista al presidente del CGPE, Juan Carlos Estévez

“Salvados en Europa”, entrevista al presidente del CGPE, Juan Carlos Estévez

Susana Arizaga -La Opinión de Zamora 

El presidente del Consejo de Procuradores se congratula de que la UE haya admitido la incompatibilidad con los abogados, y confía en que se mantengan los aranceles

 

Tan solo quedan por salvar dos escollos, los aranceles y la ley de acceso a la profesión y de sociedades profesionales, para que los procuradores puedan ver desejado su futuro poresional, al conseguir que el Gobierno convenciera a la Unión Europea para que acepte la incompatibilidad de la profesión de abogado con la que desarrolla este colectivo que dejaba en aire su pervivencia. Este logro que centró el discurso del presidente del Consejo General de Procuradores de España (CGPE), Juan Carlos Estévez, en el acto oficial de celebración de la festividad organizado por el Colegio de Procuradores de Zamora.

Estévez volvió a expresar la oposición del Consejo de la Procuraduría a que se establezca un examen único para ambos profesionales del Derecho, extremo que se negocia con el Consejo General de la Abogacía, mientras que con el Gobienro central se mantienen negociaciones, para que los aranceles no desaparezcan, sino “que sean de mínimos y no de máximos”.

En el acto se hicieron entraga de las distinciones que el Colegio realiza a los procuradores que llevan 25 años ejerciendo la carrera, este año a cinco: Elisa Arias Rodríguez, Alberto del Hoyo López, Mercedes González Morillo, Mariano Lobato Herrero y Luis Domingo Fernández Espeso. El decano del Colegio de Zamora, Juan Manuel Gago, tuvo un recuerdo para los compañeros fallecidos y para los más veteranos. De ellos agradeció y destacó “el servicio prestado a los ciudadanos y su colaboración con la Administración de Justicia”, así como “su honestidad e integridad al servicio de los ciudadanos” a la hora de trabajar, con una actitud de “humildad y sencillez”.

Turno de oficio a 20 euros

Gago, que ensalzó “el sacrificio, la buena fe” y su capacidad para adaptarse a los nuevos tiempos impuestos por las redes sociales, llamo la atención sobre el compromiso de los procuradores “con los ciudadanos más desfavorecidos” a través del turno de oficio, con ingresos de 20 euros por procedimiento, lo que no impide no hacer distinciones respecto de los clientes que disponen de medios contratar directamente el servicio.