RAFAEL CATALÁ

RAFAEL CATALÁ

RAFAEL CATALÁ

Ministro de Justicia

Currículum

Licenciado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid, en 1985 ingresó por oposición en el Cuerpo Superior de Administradores Civiles del Estado.

Durante su carrera administrativa ejerció los puestos de subdirector general de Ordenación y Política de Recursos Humanos en el Ministerio de Sanidad y Consumo (1988-1992). En 1992 se incorpora a AENA, organismo en el que ejerce como director de Planificación y Desarrollo de Recursos Humanos, director de Relaciones Laborales y director de Administración y Servicios de Navegación Aérea. También ejerció hasta el año 2011 como secretario general de Codere, empresa del sector del juego.

Desde el 4 de noviembre de 2016, ministro de Justicia y, consecuentemente notario mayor del Reino, cargo que ostentó desde el 29 de septiembre de 2014 hasta dicha fecha en las X y XI legislaturas. Tras el nombramiento de Ana Pastor Julián como presidenta del Congreso de los Diputados, asumió también el despacho de los asuntos ordinarios del Ministerio de Fomento desde julio de 2016 hasta la formación del Gobierno de España el 4 de noviembre de 2016.



RAFAEL CATALÁ

Rafael Catalá, Ministro de Justicia: «Las profesiones sois imprescindible en la sociedad actual».

El I Congreso Nacional de las Profesiones, organizado por Unión Profesional (UP) y celebrado en la Facultad de Medicina ha sido clausurado por el ministro de Justicia, Rafael Catalá, para quien las profesiones son «imprescindibles en la sociedad actual».

En la segunda jornada de encuentro de las profesiones, el protagonismo ha sido trasladado a los decanos, presidentes y representantes o delegados de las corporaciones colegiales, que reunidos en asamblea han apoyado la Declaración de las Profesiones Colegiadas, un documento que recoge en varios puntos el compromiso de este subsector con la sociedad, con los proyectos de innovación social y la sostenibilidad económica y ambiental, la garantía constitucional insustituible que poseen las corporaciones colegiales, así como la relevancia del concepto de acto profesional, en cuya definición se asume la prestación de un servicio por un profesional cualificado.

Previamente, todos los congresistas inscritos (más de 450) han votado las conclusiones de este primer encuentro de las profesiones, cuyo objetivo ha sido compartir, analizar, valorar y comunicar lo que es común y esencial al ejercicio profesional, desde sus raíces. Entre ellas: «Unión Profesional, como entidad representativa de las corporaciones colegiales de ámbito estatal, debe llevar a cabo la interlocución reglada con los poderes públicos para los asuntos de interés común, facilitando puentes de unión entre lo público y lo privado y favoreciendo e impulsando los acuerdos necesarios, a los que han de llegar los estamentos políticos».

Además, los profesionales presentes han podido disfrutar de un diálogo abierto entre el presidente de Unión Profesional, Jordi Ludevid y el filósofo Javier Gomá, premiado el pasado 19 de octubre por UP en la ceremonia Premios Medallas y Distinciones en el Senado, en el que se han planteado cuestiones como la ejemplaridad en las profesiones o la ‘elegancia’ (arte de elegir bien) de la profesión liberal.

En el acto propio de clausura, Jordi Ludevid, recordaba el lema de este Congreso, Un país de profesiones, «profesiones consolidadas, orgullosas de su identidad, conscientes de la necesidad de autoexigencia y regeneración, pero convencidas de su aportación y su utilidad social». El presidente de UP también ha señalado que las profesiones colegiadas «resultan clave para la cohesión y la innovación social y que son imprescindibles para garantizar los derechos ciudadanos básicos, y la competitividad y productividad económica». Y es que, «las profesiones no son el problema, sino la solución a los problemas».

La vinculación de las profesiones con la Universidad ha vuelto hacerse evidente con la presencia en este acto del Secretario General de Universidades, Jorge Sáinz, para quién «la sociedad moderna se ha desarrollado gracias a los profesionales» y del Rector de la Universidad Complutense de Madrid, Carlos Andradas, quién recordaba la función de la Universidad: «la creación de los profesionales. Es el sitio en el que reciben su primera formación».

El ministro de Justicia, Rafael Catalá clausuraba el I Encuentro de las Profesiones, destacando la necesaria existencia de las profesiones en la sociedad actual y el papel de los colegios profesionales como «termómetro»

de todo lo que pasa en nuestro país. «Los colegios profesionales estáis llamados a ser palanca transformadora». Y así, consideraba que todos «tenemos el desafío de relanzar las profesiones».

Las dos jornadas de reflexión para las profesiones colegiadas culminaban con un monólogo sobre la vocación profesional, dirigido por Cristina Marsillach.